De ti para mi 

Eran dos cuerpos pero tres personas. Dos seres y un alma perdida. Lo tenía todo, pero se sentía desgraciada, incompleta y sin fuerzas para seguir viviendo. Con miedos e inquietudes que no podía soportar y no había forma de cambiar la situación por un contrato firmado con el propio diablo. Coqueteos con las drogas y el alcohol, situaciones que no deseó cuando se unió al mundo de las cámaras televisivas y una gran incógnita en su entorno; todo esto le llevó a una muerte rodeada de rumores y de extrañas circunstancias. Para unos, el fallecimiento no mostraba ninguna incógnita pero para una minoría no estaba todo explicado.

Comentarios

  1. Tu valoración está pendiente de aprobación

    Genial

Agrega una reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *